Ben Shepherd (Soundgarden) en la quiebra

Shepherd también comentó lo difícil que había sido para él la disolución del grupo, admitiendo que se volvió adicto a los analgésicos. "Mi vida parecía haber terminado. Soundgarden se disolvió, mi otra banda, Hater, también se disolvió, mi novia terminó conmigo, después me quebré tres costillas. Me volví adicto a los analgésicos, tomaba como loco, y acabé con una sobredosis de morfina. Estuve tirado en mi casa por cinco días, y nadie sabía. Fue un momento horrible, un total cliché del rock and roll".


Saludos 
Fernando Ferrari
Alguna sugerencia?, enviame un mail