El debate del mes??

MIGUEL DE ICAZA RESPONDE A MICROSOFT

Algunos de los más importantes expertos nacionales, en materia de tecnología, se reunieron en Marzo en un Foro de Consulta para el proyecto del sistema e-México. Una de las mesas fue compartida por dos polos ideológicos: Microsoft y Linux. El primero, representado por su gerente de Tecnología Microsoft.NET Server, Luis Daniel Soto y, el segundo, ni más ni menos que por el mexicano Miguel de Icaza, coordinador de Gnome a nivel mundial.

Revista RED, único medio presente en dicha mesa, presenta a continuación, de manera literal, lo externado por ambos extremos.


LUIS DANIEL SOTO (MICROSOFT):

Con relación al tema del software libre, quisiera exteriorizar mi punto de vista. Cada quien tiene derecho a elegir el sistema operativo que le convenga.

Recalco que el software libre tiene algunas ventajas, pero no se han comentado las desventajas, como aquella de que existen 188 versiones de Linux, lo cual hace difícil correr sus aplicaciones.

Además, cuando se necesita una terminal para manejar una caja, un punto de venta, un touch screen o un lector de código de barras, no existen drivers. Sí existe un procesador de palabras y una hoja de cálculo, pero el gobierno tendrá que utilizar la administración de proyectos. ¿Dónde estará un software de Linux de ese tipo en un momento dado?

También se habla de que a este código puede ser modificado por cualquiera, pero no es verdad, está restringido a un conjunto elite de personas que son programadores de C++ y pueden hacer uso del código.

En cuanto al precio que tienen que pagar por licenciamiento de Office, deben recordar que alguien lo tiene (el programa) en la oficina, se lo puede llevar a casa sin costo alguno.

Además, Microsoft está cambiando el modelo. Ahora Office puede ser rentado por sólo cinco dólares al mes, lo cual les brinda acceso a ciertas aplicaciones.

Un punto importante es que es más caro entrenarse en Linux. Hace algunos días fui a un centro de entrenamiento y me resultó curioso que el costo para un curso de Linux es de cinco mil pesos y para uno de Microsoft es sólo de dos mil.

El soporte técnico de Linux no es gratis. El costo de incidentes en soporte técnico es muy caro. Sí, es verdad que, de alguna manera, puedo enviar una pregunta a ver si la comunidad de Linux me responde, pero si yo quiero una calidad de servicio con garantía de entrega, no existe.

Recalco. El software de Linux es bueno, pero tiene varias limitantes que yo de alguna manera considero que cada quien debe tener cuidado al elegir.


MIGUEL DE ICAZA (LINUX):

Aprecio tus comentarios, pero van sobre la línea de lo que en Estados Unidos se conoce como FUD (Fear, Uncertainty and Doubt; Duda, confusión y temor). Es decir, lo que normalmente hace Microsoft es levantar dudas sobre otros sistemas y dicen “yo no usaría aquello porque se puede tener problemas, además ya casi sacamos este producto, así que mejor espérate, porque además será un estándar”.

En lo que refiere a las 188 versiones de Linux, yo nunca he usado más de una. Imagino que dice que hay muchas por las siguientes razones:

Hay una versión traducida al vasco en su integridad; los catalanes pueden usar un sistema que no está en español, sino en catalán, portugués o cualquiera de los dialectos que se hablan en Brasil, por ejemplo.

Existen distribuciones orientadas a mercados específicos. Hay versiones optimizadas para supercomputadoras, para los Sun 10 mil, en un sistema que maneja 256 CPUs, obviamente requieres un Linux diferente que el que corre en mi Palm Pilot, en la cual no manejarás Terabytes de información. Linux es muy amoldable a las plataformas, lo cuál no lo veo co mo una desventaja sino al contrario.

Otra cuestión que mencionaba nuestro compañero de Microsoft es que faltan productos en Linux que no existen. Efectivamente, no existen, hay hoyos en el sistema, pero mi pregunta es ¿vamos a invertir millones de dólares en comprar licencias de ese producto o vamos a generarlos aquí, en México?

Denme cuatro millones de dólares y los repartimos entre la UNAM, la Ibero y el Tec, se ponen a los estudiantes para que en lugar de que desarrollen cuestiones teóricas, puedan hacer algo práctico en función del país, o podemos crear divisiones de desarrollo en las universidades.

Eso sería capital que se queda en el país y que se utilizaría para formar a nuestra gente, no dinero que pagamos por concepto de renta. Eso es todo.

(El auditorio aplaude)



Saludos
Fernando Ferrari
fernandorferrari@yahoo.com.ar